Larga vida al Rey

Si bien todos los allegados al Rock sabemos quién es Chuck Berry y qué es “Johnny B. Goode” (y si usted no lo sabe “fracasó como Rockero” como dirían en Twitter), pocos conocen y/o están al tanto de quién realmente es ésta Leyenda (sí, con L mayúscula), y la magnitud de su legado en el Rock como género y en nuestras vidas (pasivamente) de “Rockeros”.

Charles ‘Chuck’ Berry nació el 18 de octubre de 1926 en St. Louis, Missouri. Hijo de Henry Berry (diácono de una iglesia Batutista local) y Martha (una rectora “certificada” de colegios – si tal cosa existe). Siendo el cuarto de seis hermanos, Chuck hacía parte de una familia de clase media de los años 20 en E.E.U.U. Hay que tener en cuenta que las familias de ‘clase media’ de los años 20 y 30 en Estados Unidos no eran familias acaudaladas como las concebimos hoy en día. Sin embargo, su familia y su condición social le permitieron acercarse a la música para aprenderla e interpretarla. Fue en el colegio, donde empezó a tocar la guitarra y cuenta la leyenda que su primera presentación en público fue en 1941 (con 15 años) en su colegio Summer High School, haciendo un cover de “Confessin’ The Blues” de Jay McShann.

El Sr. Berry ha sido sujeto de varios problemas legales a través de su vida (empezando a los 21 años) por los cuales ha pagado años en reformatorios y cárceles, ha sido obligado a prestar servicio comunitario y también ha pagado grandes sumas de dinero. No recorreremos estos hechos, pero dejaremos constancia de que Chuck es el “Rockero Padre” por precisamente representar al Rock en todos los aspectos de su vida.

Siendo padre a los 24 años, trabajó en fábricas de ensamblaje de carros para mantener a su familia, al mismo tiempo que estudiaba en las noches. Como medio para obtener ingresos adicionales, formó un trío con Eddy Harbing (batería) y Johnnie Johnson (piano) con quienes tocaban regularmente en clubes locales.

El punto de giro para Chuck ocurre en 1955, cuando conoce a nadie más y nadie menos que Muddy Waters (leyenda del Blues, para quienes no estén al tanto) quién le presentó a Leonard Chess, el fundador del legendario sello Chess Records. Berry interpreta “Ida  Red” (un clásico del Country and Western) para Chess y éste decide rebautizarla como “Maybellene”. Esta canción fue grabada el 21 de Mayo de 1955 cuando Chuck tenía 29 años. Fue acompañado de Johnnie Johnson al piano, Jerome Green en las maracas, Jasper Thomas en la batería y Willie Dixon (casi nadie) al contrabajo.

Éste primer tema de Chuck se convertiría en #1 del cartel de Rhythm and Blues y #5 en los más vendidos de la Billboard. Imagínense entonces qué sigue.

Chuck cultivó una serie de éxitos entre 1955 y 1964 con los que cambiaría la historia de la música popular. Quisiera compartir con ustedes una breve lista de temas sugeridos para escuchar para que sean sus oídos los que les demuestren por qué Chuck es el verdadero Rey del Rock ‘n’ Roll.

“Maybellene” (1955) – Un número que deja ver mucho la influencia del country en el Rock ‘n’ Roll temprano.

“Wee wee hours” (1955) – Un blues que después Eric Clapton tocaría en el concierto/tributo a Chuck “Hail! Hail! Rock ‘n’ Roll!” (1987)

“Thirty days” (1955) – Otro número cercano al country con una letra irreverente y divertida que narra cómo un hombre le da 30 días a su amor para que regrese.

“No money down” (1955) – Este tema se ve influenciado por el country y relata cómo el hombre de la historia va a cambiar su viejo Ford por un carro nuevo.

“Roll over Beethoven” (1956) – Probablemente su primer tema con el sonido “Chuck Berry” por el cual es reconocido hoy en día. The Beatles tienen un cover de este tema en su álbum “With The Beatles” (1963).

“You can’t catch me” (1956) – Extrañamente éste número recuerda mucho a la forma en que Lennon canta los versos de “Come together”.

“Too much monkey business” (1956) – Un solo de guitarra bastante interesante y un sonido de guitarra que dice quién está tocando sin siquiera preguntar.

“Rock and Roll music” (1957) – El título ya define por completo el género que tanto amamos hoy en día. The Beatles tiene un cover de éste tema en su álbum “Beatles for sale” (1964).

“Havana moon” (1957) – Un tema suave en el que a veces las conjugaciones del “I am” no son del todo correctas, lo cual muestra un juego divertido de palabras por parte de Berry.

“Sweet Little sixteen” (1958) – Otro tema de Chuck que llegó al #1 en los carteles de R&B de la Billboard.

“Johnny B. Goode” (1958) – … ¿necesito decir más?

“Brown-eyed handsome man” (1958) – Un Rock ‘n’ Roll que narra diferentes historias de mujeres que quieren conocer un “hombre guapo con ojos cafés”. Paul McCartney haría un cover de este tema en su álbum “Run devil run” (1999).

“Little Queenie” (1959) – Es una “extraña versión” de “Johnny B. Goode”, pues el coro básicamente es el mismo con un pequeño cambio de letra.

“Back in the U.S.A.” (1959) – Un tema interesante en el que deja ver su amor por su país. Los MC5 tienen un cover de éste tema en su álbum “Back in the USA” (1970).

“No particular place to go” (1960) – Clásico tema Berry-esco con su mítico riff de guitarra y el sonido que uno siempre espera de él.

“Bye bye Johnny” (1960) – Es el tema que “finaliza” la historia de “Johnny B. Goode”.

“Little star” (1961) – Balada bluesera que refleja sus inicios en ésta música.

“You never can tell” (1964) – Este tema se ha vuelto famoso gracias a la escena de “Pulp Fiction” (1994) en la que John Travolta y Uma Thurman participan en el concurso de baile de Jack Rabbit Slim’s.

“Dear dad” (1965) – Es un tema que podría pasar por “proto punk” debido a la manera de marcar de la bacteria. Sí, como lo leen: este tema es del ’65.

Esta breve lista de temas representan el inmenso aporte de Chuck Berry a la historia del Rock ‘n’ Roll y es un resumen a grosso modo de horas enteras de escuchar su música e ir trazando su influencia en diferentes artistas (algunos de culto, otros no) que han tomado parte de su inspiración en Chuck. Exhorto al lector a indagar un poco más allá de los temas arriba mencionados. Le garantizo que no perderán su tiempo y se encontrarán con más de una “joya” para sus oídos.

El lector audaz habrá observado que no he mencionado la forma en que Chuck llegó a su sonido particular ni sus influencias originales para “crear” (si se puede llamar así) lo que conocemos hoy como Rock ‘n’ Roll. En primer lugar, se ha hablado ya demasiado al respecto y no viene al punto de este escrito. En segundo lugar, el propósito de esta breve “reflexión” es dar al lector una referencia auditiva del verdadero legado de Chuck.

Retomando un poco aquello de los asuntos legales de Chuck, sólo destacaremos que sus, digamos, recurrentes problemas con la ley lo sacaron en más de una ocasión del negocio y cuando pudo retomar tuvo que recurrir a sus antiguos éxitos para poder seguir sacando ganancias de las giras, pues Chuck no volvió a tener éxitos en Billboard después de 1965.

Varios factores llevaron a Chuck a pasar al olvido de la memoria mundial del Rock. Como si fenómenos gigantes del Rock a nivel mundial hubiesen borrado la memoria de todos los “Rock-escuchas” y nadie supiera o se preguntara de dónde y cómo había nacido ese género que tanto adoraban.

El último disco de estudio grabado por Chuck es “Rock it!” (1979). Un disco que no tiene realmente tema alguno que deslumbre y parece un último  y triste  intento en el que la sombra de la Leyenda trata de regresar al negocio como lo hubiese hecho 15 años antes.

Curiosamente durante este año – 1979 – se marcaron también una serie de “cierres” en la historia del Rock ‘n’ Roll. Los Ramones habían presagiado éste cierre con su disco “End of the century” (1979) en el que precisamente nos preguntan “Do you remember Rock ‘n’ Roll radio?

El año 1980 finaliza la década del ’70 con el asesinato de Lennon, las muertes de John Bonham, Bob Marley, Bon Scott e Ian Curtis, entre otros. Esto era un “heads up” para que nos diéramos cuenta de que lo que vendría en los ’80 iba a ser duro. Muy duro…y Chuck sabía que no tenía posibilidad alguna de “éxito”.

Los ’90 fueron un poco más amigables con el rock, pero durante ésta época pocos recordaban a Chuck. El Grunge, el resurgimiento del Punk, y el Metal mainstream fueron los protagonistas de ésta década. Sin embargo, el Rey no se dejó vencer. Siguió tocando y haciendo giras hasta el 2008, año en que realizó su último gira por Europa.

Les recuerdo que “Papá Chuck” está vivo – tiene 86 años – y todavía toca. Obviamente no hace giras internacionales, pero toca en un restaurante llamado Blueberry Hill en St. Louis, Missouri una vez al mes.

Estamos, damas y caballeros, con el Rey, la Leyenda, “el que comenzó todo” ad portas de su muerte y todavía somos pocos los que recordamos que está vivo y que todavía tendríamos oportunidad de verlo. Obviamente no podemos esperar una presentación al nivel que hizo en sus mejores años, pero verlo en vivo tiene un valor muy diferente. No se trata de esperar EL espectáculo. Se trata de estar en presencia del hombre que nos dio el Rock ‘n’ Roll. ¿Qué rockero no querría tener eso dentro de sus recuerdos?

Para resaltar la majestuosidad de la Leyenda quiero hacer una lista (sin ningún orden en particular) de leyendas del Rock (vivas y muertas) a las que Chuck Berry ha “sobrevivido” y que no hubiesen podido existir sin el sonido que él nos ha dejado:

The Beatles (1960-1970)

The Rolling Stones (1962 – Presente)

Black Sabbath (1969 – 2006, 2011 – Presente)

Motörhead (1975 – Presente)

Ramones (1974 – 1996)

Iron Maiden (1975 – Presente)

Led Zeppelin (1968 – 1980)

Nirvana (1987 – 1994)

Metallica (1981 – Presente)

Sex Pistols (1975 – 1978)

The Clash (1976 – 1986)

Ted Nugent (1958 – Presente)

MC5 (1963 – 1972, 1992, 2003 – 2012)

Jimi Hendrix (1963-1970)

Eric Clapton (1962 – Presente)

The Yardbirds (1963 – 1968, 1992 – Presente)

Cream (1966 – 1968)

The Who (1964 – 1982, 1988 – 1989, 1996 – Presente)

AC/DC (1973 – Presente)

Pink Floyd (1965 – 1995)

Bob Marley and The Wailers (1963 – 1981)

Peter Tosh (1962 – 1987)

Jeff Beck (1964 – Presente)

Randy Rhodes (1972 – 1982)

Eddie Van Halen (1972 – Presente)

Carl Perkins (1946 – 1998)

Elvis Presley (1953 – 1977)

Bo Diddley (1943 – 2008)

Bill Haley & His Comets (1949 – 1981)

Buddy Holly (1955 – 1959)

Muchos de los artistas arriba mencionados fueron influenciados directa o indirectamente por el Rey. Deben buena parte de su “fama” y su sonido a Chuck y probablemente no se habrían atrevido a tomar una guitarra si no lo hubiesen escuchado.

¿Por qué Chuck – para mí – es “El Rey”?

Empecemos porque Chuck sí compuso sus canciones, cosa que Elvis jamás hizo. Además, él interiorizó el blues y el country y poco a poco fue llegando al sonido que se conoció luego como Rock ‘n’ Roll, mientras Elvis simplemente fue explotado por su imagen de manera comercial aprovechando que se había creado un fenómeno llamado “Rock”. Por otro lado, Chuck, a pesar de obviamente haber incursionado en otros géneros (afines al Rock), siguió y sigue hoy en día interpretando Rock. Elvis se pasó del Rock a cantar baladas y otro tipo de géneros lejanos aprovechando su puesta en escena y su voz. En pocas era un Frank Sinatra ‘joven’ y era evidente que no le interesaba volver género por el que se había dado a conocer. Aun así, Elvis fue bautizado “El Rey”. Esto, para mí, es injusto pues fue maltratar el nombre del Rock ‘n’ Roll y utilizar estrategias de mercadeo para vender una imagen en vez de hacer justicia y darle el título a quien verdaderamente lo merecía.

No me malinterpreten, por favor. Yo no pienso mal de Elvis. Me encanta su magnífica voz y su estilo particular para cantar. Su actitud y su manera de entregar las canciones al oyente son, en verdad, un deleite. Pero Elvis sólo cantó Rock ‘n’ Roll en la primera etapa de su carrera (hasta que fue a prestar el servicio militar). Después de esto, tomó otro camino (consciente o inconscientemente) y se alejó del Rock. Se alejó bastante, les cuento.

Concluyo entonces, con enorme orgullo, este pequeño “tributo” a un inmenso hombre. Al personaje que dio vida y nombre al género que muchos amamos a muerte hoy en día. Al que fue la inspiración de nuestras inspiraciones. A aquél hombre que la historia – y la industria – tristemente dejaron en el olvido. A quien nos dio ese sentimiento en la barriga cada vez que escuchamos un riff de guitarra que nos apasiona (y usualmente acompañamos de “air guitar”). Al verdadero Rey del Rock ‘n’ Roll: Chuck Berry.

¡Larga vida al Rey!